Acercamiento a Joaquín Torres García (1874 – 1949)
Tools
Login
You are here: Home » Audiovisual » artículo_h » Acercamiento a Joaquín Torres García (1874 – 1949)
Domingo, 20 Abr 2014

Compartir Redes Sociales

AddThis
Acercamiento a Joaquín Torres García (1874 – 1949)
Escrito por Valentín Benoit Pérez   
Jueves, 09 de Febrero de 2012 20:14

 

Su vida, sus experiencias, oportunidades, inspiraciones e ideales

 

Todos podemos concordar que desde temprana edad, Torres García (nacido en Montevideo el 28 de julio de 1874) comienza a vivir varias experiencias en diferentes lugares los cuales fueron determinadas por algunas personas en particular.
Esto llevó a que despertaran distintos intereses en el joven. Se puede notar su gran curiosidad, que no solo llevará a definir gran parte de su personalidad, sino que también llevará a ser una de sus varias inspiraciones en obras futuras.
Se puede decir que sus primeros maestros de los que aprendió fueron sin duda, sus padres (madre uruguaya y padre catalán). Le dieron lecciones básicas sobre la escritura y lectura, lo cual estimuló el deseo de aprendizaje en el joven. Torres García pasó sus primeros años de vida, creciendo en el ambiente de el almacén y la carpintería familiar. Posteriormente, experimenta su primera mudanza al Centro, donde va a poder observar detalladamente el puerto y los ferrocarriles (estos dos elementos específicos se van a poder asociar en futuras obras del Torres García).
 
A los 13 años de edad, viaja por primera vez en barco hacia Buenos Aires, provocando un gran afán en el adolescente por conocer nuevos horizontes: viajar y experimentar. Cuatro años más tarde, él junto a su familia, se mudan a España.
Montevideo junto a España, llevó a que Torres García pudiera observar distintos tipos de personas con sus diversos comportamientos. Aquí ya comienza su interés y práctica sobre los dibujos y la pintura (este interés nace de él mismo ~ ya que no tuvo educación sobre estos temas de arte, debido a que ningún familiar era artista ni tenía interés alguno en el arte).
 
En el año 1894, en Barcelona, Torres García comienza sus estudios académicos del arte en la Academia de Bellas Artes y la Academia Baixas. Por medio de estas, ingresa al circulo artístico, donde comienza a relacionarse con varios intelectuales y artistas catalanes. También se reúne con músicos, literatos y poetas con quien amplia el espectro de su formación. A principios del siglo XX, tiene la oportunidad de trabajar con Gaudí en los vitrales de la catedral de Palma de Mallorca y de La Sagrada Familia de Barcelona. Más adelante, muestra interés en los primitivos italianos y en el arte Helenístico. A la vez, enseña en Mont d ‘Or, un centro de educación infantil progresista y pinta frescos en varias iglesias, y en la Cámara del Consejo de Barcelona.
 
Cuatro años antes de la Primera Guerra Mundial, Torres García viaja a París donde contempla los Murales de Puvis de Chavannes, también viaja a Bruselas y decora el Pabellón de Uruguay en la Feria Mundial. Más adelante, tiene la oportunidad de ir al norte de Italia a aprender sobre el fresco. Aquí podemos seguir observando el deseo de este artista por conocer nuevos lugares donde se puedo enriquecer intelectualmente y culturalmente buscando nuevas inspiraciones.
La obra de Torres García sufre un cambio en su contenido y en la estética de su pintura buscando respuestas en la vida actual y cotidiana. El artista abandona el aspecto naturalista imitativo, por el plástico. Este cambio de dirección lo conduce a abandonar las acuarelas y los dibujos a pluma para enderezar hacia el rumbo de los carteles de anuncio. Steinlen y Lautrec fueron algunos de sus maestros. Más adelante, Torres García se interesa por la lectura de los clásicos, convirtiéndose en un estudioso de la literatura y filosofía grecolatina. Esto le brinda nuevas oportunidades, debido que el publico disfrutó de su obra por ser sencilla y despojada.
Su obra tiene énfasis en lo familiar, incorporando escenas campestres, labores de cultivo y labranza.
Una vez casado con Manolita Piña de Rubiés y con dos hijos pequeños, Torres comienza a crear juguetes de madera con un fin pedagógico, creativo y entretenido para sus hijos.
Ya por 1919, Torres había escrito varios libros y continuaba con sus publicaciones sobre arte. En 1920 abandona Cataluña, rumbo a Nueva York donde desarrolla un nuevo punto de vista artístico y cambia drásticamente su obra y se focaliza en la actualidad de la época. Se puede decir que se "moderniza".
Durante 1934, Torres vuelve a Montevideo, donde escribe su autobiografía "Historia de mi Vida". La cuidad lo recibe en forma entusiasta. Regresa a su patria con el ideal de impulsar un arte propio e inédito para el continente americano, un arte moderno que conjugue la tradición de la prehistoria americana, expresiones artísticas propias, y los postulados del constructivismo.
Con el fin de difundir su concepción de arte universal y constructivo, crea la Asociación de Arte Constructivo.
El maestro Torres García después de su fallecimiento en 1949 deja una gran legado que prevalecerá por siempre. Como herencia al mundo cultural y artístico que el artista deja (aparte de sus magníficas pinturas y esculturas) son libros y publicaciones sobre los temas que trata su arte y filosofía, así como también deja su gran taller de arte.
 
Universalismo Constructivo
 
El Universalismo Constructivo es una corriente estética que consta en estar completo y equilibrado. En este mismo libro, de alrededor mil páginas, publicada en 1944, se desarrolla la búsqueda de una forma de expresar conceptos, en formas simplificadas para representar la realidad.   Es por esta misma razón que la transición entre la naturaleza y la abstracción debe encontrar respuesta traspasando de los signos más simples y puros.
 
Torres García quiso encontrar el modo de crear un arte universal, que fuese correlato de la concepción de un nuevo hombre, el hombre constructivo y universal.
 
El universalismo constructivo sienta las bases del pensamiento del artista uruguayo. A grandes rasgos, esta propuesta retoma ciertos preceptos del pensamiento metafísico y del constructivismo. El hombre –según Torres–  es el cosmos universus, es decir, un “todo indivisible”, y en este sentido, el artista uruguayo entiende el arte como un puente entre el hombre y la naturaleza. A través de símbolos y recursos formales simples como líneas horizontales y verticales, figuras geométricas básicas y el uso de la sección áurea, el artista crea un lenguaje plástico de alcance universal, conjugando símbolos de todas las épocas y tradiciones: clásica, mediterránea, del Oriente Medio y precolombina.

Uno de los aspectos fundamentales en la producción de este artista es el rescate, desde un planteo netamente moderno, de la raíz de las manifestaciones precolombinas, con su permanencia y geometría, como eslabón esencial en la conformación de la civilización occidental.
 
…los símbolos realizan, dentro de cierta medida, el ideal
de la antigua y popular interpretación de los sueños […] el
artista es un creador de símbolos […] La forma simbólica
es, no solamente algo dentro de la estructura racional, sino
aún del alma y de la materia […] Este lenguaje simbólico,
viviente y bien real, es el más profundo y concreto que
pueda expresar el arte, y fue el lenguaje del arte de la
antigüedad y de los mal llamados salvajes […] habría
que volver a este arte pasando del símbolo intelectual al
símbolo mágico…”
Torres García, 1941
 
El pez = la naturaleza                                                   La balanza = la justicia
El triangulo = la razon                                                  El sol 
El corazon = los afectos                                              El barco = transporte
El hombre y la mujer = lo humano
 
 
 
Torres fue reuniendo elementos del neoplasticismo, el cubismo, el surrealismo, el primitivismo, el arte precolombino y la famosa proporción áurea, llegando a la conclusión de que el arte no debe copiar a la naturaleza, pero tampoco debe negarla. A través de los signos simples formados por los colores más puros (primarios), este pintor logra crear un mundo propio en sus pinturas 
 
Podemos apreciar que los símbolos característicos que utiliza Torres son muy simples y fáciles de interpretar. Estos símbolos no son característicos de alguna época, sino que representan más bien los valores humanos que son la base de nuestra sociedad desde el principio de la humanidad.
 
¿Podemos considerar a Torres García como patrimonio nacional y universal?
 
Obviamente, la respuesta a esta pregunta es, sí. Siendo uruguayos, sentimos a Torres García como un artista cercano a nuestra cultura y sin duda es un orgullo para todo el país. Sin embargo, no nos podemos remitir a pensar que Torres García era uruguayo únicamente, ya que el mundo le aportó grandes inspiraciones y conocimientos de varias maneras al mundo y esto marcó su estilo artístico. De esta manera, Torres García se volvió en un ícono artístico universal del cual todos podemos aprender algo. Podemos concluir que era una gran maestro del arte que dejó un gran legado el cual nos enorgullece a todos.
 
Nuestra Visita al Museo
 
Hace unos días, tuvimos la gran oportunidad de visitar el Museo Torres García situado en la Ciudad Vieja. Este viaje nos permitió expandir nuestros conocimientos sobre este notable artista uruguayo que ha aportado a la cultura de arte mundialmente, convirtiéndose así, en un icono. En esta salida didáctica, pudimos aprender bastante y utilizar nuestra creatividad. Como en todo museo, una guía nos explicó muy eficientemente sobre la vida de Torres García, su obra, su estilo, su filosofía e incluso su inspiración. Pero por suerte, la visita no terminó allí; luego realizamos distintas actividades relacionadas con el tema de la obra del artista. Estas actividades consistían en: jugar con los juguetes de madera pedagógicos y experimentas con piezas de forma geométricas. Aquí pudimos ver cómo se pueden formar distintos elementos a partir de piezas y también pudimos observar que cada persona tiene punto de vista muy distinto respecto a una figura o idea.
 
 

Imagen extraída de http://www.asesordarte.blogspot.com/

Imagen extraída de http://www.asesordarte.blogspot.com/

Imagen extraída de http://www.asesordarte.blogspot.com/

Imagen extraída de http://www.asesordarte.blogspot.com/
 
 
 
{jcomments on}
Acercamiento a Joaquín Torres García (1874 – 1949)