Posesión Infernal (2013)
Tools
Login
You are here: Home » Secciones » Columnistas » Agustín Fagetti » Posesión Infernal (2013)
Jueves, 17 Abr 2014

Compartir Redes Sociales

AddThis
Posesión Infernal (2013)
Escrito por Agustín Fagetti   

 

 

       

 

               

Finalmente está llegando a las salas de cine uno de los más esperados remakes de una película de horror en los últimos tiempos. El director de cine Sam Raimi en realidad no se hizo particularmente conocido o reconocido por haber dirigido las tres Spider Man que se hicieran en la década del '00. Raimi en 1981 con apenas 22 años escribió y dirigió lo que hoy es un clásico de culto del género como "Posesión Infernal" (The Evil Dead), un artefacto audiovisual de grotesco y de explícito horror demoníaco, con puestas visuales sin límites tan perturbadoras como innovadoras.

 A pesar de su reducido presupuesto y corta edad Raimi se las arregló para que "Posesión Infernal" no sólo perdurara sino que se dio el lujo de hacer dos secuelas. 30 años después Raimi y su productora contratan al director uruguayo Federico Álvarez, entonces director local de publicidad y cortometrajes de autoría de ficción. Básicamente la razón del contrato a un extranjero, teniendo la plata suficiente para contratar a grandes directores, fue el recordado corto "Ataque de Pánico" (2009), que se usara a modo de videoclip para la canción homónima de la banda Snake.

 Álvarez desde entonces ha estado trabajando y co-escribiendo junto a su viejo amigo y colaborador Rodolfo Sayagues lo que ahora es simplemente "Evil Dead", en lo que más que una remake, está a medio camino con ser un reboot, término que sugiere más una reinvención de la historia que un calco actualizado de la misma.

Por tanto si bien la médula narrativa es la misma, hay un claro interés en solidificar la historia original, bastante simplona, para agregarle elementos dramáticos además de tomar variantes.

La historia original va de 5 amigos que llegan a una misteriosa y abandonada casa donde encuentran en el sótano un libro con un relato satánico que despertará a las criaturas muertas del bosque, mientras los jóvenes irán cayendo poseídos y/o muertos.              

Pero ahora hay nexos familiares y problemas con las drogas de por medio. La protagonista Mia (Jane Levy) es llevada junto a su hermano David (Siloh Fernández) y tres amigos, a cual más cool y estilizado (bienvenidos a Hollywood), para ayudarla con una especie de rehabilitación encubierta. También el Libro que invocará a los muertos tiene su lógica y relativa complejidad, anticipando lo que pasará, a modo de 'todo está escrito'.         

Pronto Mia empezará a sufrir de abstinencia y los problemas no se harán esperar. Más cuando el curioso de Eric (Lou Taylor Pucci) se pone a romper con tenaza los alambres que encierran al Libro con las escrituras satánicas al mismo tiempo que Mia llega al clímax de su asbtinencia.           

La escena inicial es completamente nueva, siendo un enigmático flashback. A continuación sí vendrá la camioneta y los jóvenes en camino a la cabaña, filmada con tomas aéreas que recuerdan al plano secuencia de "El Resplandor" cuando Jack, Wendy y Danny van en camino al Hotel Stanley.

La película en sí es un festín (o pesadilla como se guste) visual de gore artístico, espeluznante trabajo de sonido y de una intensidad casi sin pausas. La creatividad para resolver y reinventar las muertes y peleas de los poseídos contra los todavía-no-poseídos son evidentes, aunque a veces hayan momentos que se recurde a Hostal, por ejemplo.           

Como película arquetípica de género, la historia dramática no deja de ser una excusa para lo que en realidad se va a ver o un espectador quiere ver en este tipo de películas, y es toda la parte jugosa, literalmente. Aunque aún así se esfuerza en no caer en tanta simplicidad con finales impredecibles y giros de trama. Las actuaciones en verdad son apenas mejores a la película original, y eso dice poco. Pareciera de a ratos que la película quisiera rendir homenaje a las mediocres actuaciones de las películas clase B de horror en donde casi nada importa salvo perturbar al espectador una y otra vez. Quien llega a destacarse  es la protagonista Jane Levy.

Pero no sólo consigue sacudir y electrizar permanentemente al espectador, sino que lo hace irse con una morbosa sonrisa de haber vivido una experiencia espectacular incluso con la temática que maneja. Los efectos especiales y maquillajes son por supuesto mucho más refinados pero no tienen el impacto del trabajo en este departamento que tuvo la original. Quizá aquí se lo hayan tomado muy en serio y se haya preferido un trabajo más contemporáneo que no difiera con las películas de horror actuales, sin tomarse muchos riesgos estéticos.

Hay que ver el desenlace final con un plano que quedará para la antología, brutalidad en estado puro. Si se la toma por lo que es no hay por qué no irse con una retorcida sonrisa

El que se quede hasta el final de los créditos podrá escuchar un recordado momento del filme de 1981.

 

Archivo relacionado

Evil Dead a la uruguaya, entrevista a Fede Álvarez

 

 

 

Equipo editorial cooltivarte
 ¿Te gusta este artículo?
 Usted puede apoyar este sitio haciendo una donación a través de depósito bancario o PayPalGracias!

cooltivarte.com
 
facebook
 
twitter
 
 
fondos de incentivo cultural
 Si no tiene acceso a la opciones disponible y desea hacer donaciones por otras vías, por favor, contacte en: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla US$ 10 sugerido 

 

{jcomments on}

Posesión Infernal (2013)